Plasma rico en plaquetas

Este tratamiento consta de 3 pasos:
• Extracción de sangre: se procede a la desinfección de la zona donde se va a realizar la extracción. Preferiblemente del antebrazo. Se coloca previamente banda elástica para restringir la circulación venosa y así facilitar la extracción. Una vez obtenida la muestra, se retira la banda elástica antes de retirar la aguja para restablecer la circulación. Tiempo estimado: 5-10 min.


• Centrifugado: una vez obtenida la muestra se procede a su centrifugación a 2800 – 3100 rpm durante 9-10 min. Al finalizar la centrifugación tenemos ya la muestra preparada para su activación.


• Aplicación del PRP: el PRP se puede inyectar a nivel intradérmico mediante microinyecciones, donde abundan las células funcionales de la piel, las cantidades sobrantes de PRP se pueden inyectar a modo de nappage en la epidermis para estimular las células epidérmicas. De todos modos, las zonas y la profundidad de inyección dependen de la patología a tratar o del efecto deseado.

¿Qué beneficios aportan los factores de crecimiento plaquetario en la piel?
• Activa funciones cutáneas necesarias para la piel.
• Estimula producción colágeno y elastina.
• Las plaquetas activan regeneración celular.
• Plasma natural extraído del propio paciente.
• Aumenta, luminosidad el grosor y recupera elasticidad de la piel.
• Mejora la coloración de la piel.
• Disminución arrugas finas y líneas de expresión.
• Facilita la renovación de las células de la piel.
• No alergias, rechazo, ni efectos secundarios.
• Restaura la vitalidad cutánea, aumentando su grosor y recuperando la consistencia elástica.

Más servicios

WhatsApp chat